Una visita al templo de Confucio, en Beijing

Templo de Confucio

A estas alturas, recordar el extraordinario patrimonio arquitectónico de la capital del gigante asiático, Beijing, resulta casi innecesario; de la ostentosa y fascinante Ciudad Prohibida hasta el emblemático templo del Cielo, pasando por el Palacio de Verano y su antecesor (el denominado Antiguo Palacio de Verano).

Y todo ello sin olvidar que, a tan sólo 65 km de la ciudad, se erige uno de los monumentos que en el 2007 fueron designados por votación popular como una de las Siete Nuevas Maravillas del Mundo: la Gran Muralla. 

Pese a todo, esta ingente y cautivadora urbe también cuenta con un extenso legado que, pese a no figurar en las portadas de las guías de viaje, bien merecen ser conocidos y descubiertos. En esta categoría se enmarca el templo de Confucio o Kongmiao.

Fundado en el año 1306, durante el período de la dinastía Yuan (1279-1368), el complejo se alza en una calle marcada por uno de los últimos pórticos (pailou) que se conservan en Beijing, dado que el resto fue demolido durante el siglo pasado.

Asimismo, no hay que perder de vista que éste es el segundo templo de China más importante de cuantos están dedicados a Kong-Fu-Tzu o Confucio (ca. 551-479 a.C.), tan sólo superado por el que se halla en la localidad natal del influyente pensador, escritor y estadista: el de Qufu.

El primer pórtico del recinto permite acceder a un patio rodeado de cipreses centenarios. Allí, el viajero encontrará estelas de mármol blanco en la que figuran los nombres de los candidatos que superaron los exámenes para entrar a formar parte de la burocracia imperial, y que les hacía merecedores de un reconocimiento popular unánime. Desde este punto, una escalera conduce hasta una terraza rematada con una balaustrada y bajorrelieves con dragones esculpidos.

Otras dependencias interesantes del templo son la Sala de los Grandes Logros (o Da Cheng Dian), en la que se llevaban a cabo ceremonias en honor a Confucio y en la que se exhiben algunos instrumentos musicales muy utilizados en la antigua China. A su vez, también se aconseja visitar el pequeño Museo de la Capital —sito a la derecha del recinto—, en el que se organizan exposiciones temporales.


Información práctica sobre el templo de Confucio:

• Ubicación: Guozijian jie (cerca del templo de los Lamas).

• Entrada económica.

• Horario: de 08:30 h a 17:00 h. Cierra los lunes.

Foto vía: Gema Perales

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: ,

Categorias: Beijing



Deja tu comentario