Las inmediaciones de Yangshuo, en la China rural

Yangshuo

Sin lugar a dudas, el plato fuerte de cualquier estancia en la encantadora ciudad de Guilin (en la región  autónoma de Guangxi) es realizar un crucero por el río Li. A lo largo del mismo, y durante unas cuatro horas, aproximadamente, el viajero podrá disfrutar de una sucesión de imágenes imborrables, bucólicas como pocas, fruto de la caprichosa orografía del sur de China y de un paisaje natural y humano excepcional.

Así, el visitante asistirá a un desfile de colinas y formaciones rocosas de perfiles imposibles, bueyes que se bañan mansamente en las aguas fluviales —sin inmutarse por el incesante desfile de embarcaciones que turban la tranquilidad de la zona—, lugareños que se acercan a los turistas en balsas de bambú para ofrecer algunos productos de artesanía…

Todo ello conforma un magnífico “collage” capaz de sorprender a cualquier visitante, independientemente de su edad o expectativas.

Finalizada la travesía, la embarcación se detiene en la población de Yangshuo. A pesar de que las primeras imágenes de esta localidad parecen prometedoras, el interior de la misma no deja de ser un parque temático al servicio del turismo masivo, consistente en una inacabable retahíla de tiendas de “souvenirs”, restaurantes y establecimientos hoteleros.

Dado que las excursiones ofrecidas por los touroperadores incluyen una permanencia de dos horas en esta población (con media hora, el recién llegado tiene más que suficiente para visitarla), se recomienda contratar un paseo opcional por alguna de las aldeas vecinas (como Xingping) cuyo coste es de unos 20 euros al cambio.

Esta actividad constituye una magnífica oportunidad para familiarizarse con las formas de vida más tradicional de la china rural. Así, el viajero contemplará casas ornadas con amuletos protectores contra los malos espíritus, poblaciones en los que la responsabilidad del trabajo fuera del hogar recae exclusivamente en las mujeres, pescadores que practican la siempre sorprendente pesca del cormorán

Incluso, dependiendo del tour, podrá alimentar a algunos bueyes locales o realizar una travesía en balsa, conducida por jóvenes de la zona que, incluso, entonarán canciones populares y darán a conocer algunas de las costumbres locales. Todo un regalo para los sentidos.

Foto vía: Cèlia Roca

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Yangshuo



Comentarios (2)

  1. Adriana dice:

    Qué ganas de viajar y perderse por China. Gracias

  2. Guilin Tours dice:

    Yangshuo y su inmediaciones son mas comercial que 5 años pasados. El suggestion es que visitas los pueblos mas que Yangshuo.

Deja tu comentario