Tianjin: una metrópolis con sabor europeo

Tianjin

La interminable Tianjin (con una población que en el 2009 superaba los 12 millones de habitantes) es, junto con Beijing, Chongqing y Shangai, una de las cuatro municipalidades de China directamente subordinadas al Gobierno central.

Situada en el noreste del país, la ciudad experimentó un notable desarrollo a partir de 1860, al convertirse en uno de los puertos controlados por las principales potencias occidentales. Sin ánimo de equipararla con Shangai —mucho más atractiva desde el punto de vista turístico—, lo cierto es que algunas calles de esta ingente urbe —hoy es la tercera más poblada del gigante asiático, pese al grave terremoto sufrido en 1976—aún conservan parte de su vieja atmósfera colonial, inspirada en la arquitectura del Viejo Continente.

Esta circunstancia se refleja especialmente en las concesiones francesa, británica y alemana, emplazadas al sur de la ciudad (los antiguos barrios chinos se hallan en la zona septentrional).

No obstante, y sin restar protagonismo a estas arterias cargadas de historia, Tianjian también cuenta con otros alicientes remarcables. Uno de ellos es el monasterio de Dabeiyuan (en español, ‘Gran Compasión’). Su interior alberga el cráneo de Xianzang, un monje budista que realizó un famoso viaje a la India en el siglo VII de nuestra era.

En el apartado de la arquitectura religiosa, también vale la pena acercarse hasta la Qingzhen Da Si (o Gran Mezquita), erigida en el siglo XVIII y sita en el casco antiguo, y hasta la antigua catedral francesa. Por lo que respecta a los museos, se recomienda visitar el Museo del Folklore (ubicado en el Tianhuogong o Casa de la Emperatriz Celestial, en el que pueden admirarse hermosas piezas de artesanía realizadas en barro) y el Museo de Bellas Artes (que abre sus puertas en el número 77 de la calle de Jiefang Bei).

Otro lugar de interés es la Wenhua Jie (o calle Cultural Antigua), situada al oeste del río Haihe y poseedora de un buen número de tiendas chinas restauradas.

Finalmente, no pueden dejar de reseñarse dos edificios mucho más modernos: la Dianshi Ta (una torre de televisión construida en la década de 1990, y a la que se puede subir) y el Eye of Tianjin (una inmensa noria de 120 m de altura inaugurada en abril del 2009).

Foto vía: China Daily

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Tianjin



Deja tu comentario