Sanlitun, el occidente de Beijing

Sanlitun en Beijing

La zona de Sanlitun, en el distrito de Chaoyang, es un oasis occidental dentro de la ciudad de Beijing. Aquí se concentra la mayor oferta de ocio dedicada al público occidental, principalmente. Restaurantes italianos, franceses, españoles, mexicanos, griegos, etc., bares y discotecas.

La población China que se puede observar por esta zona está muy lejos de la equivocada idea o nula que se tiene del chino actual. Jóvenes que sólo sus ojos rasgados les delatan y diferencian de otros que también visten con gorra ladeada, pantalones caídos, camisetas con declaración de intenciones estampada y llamativas zapatillas. China está cambiando y en Sanlitun tiene lugar un encuentro cultural muy interesante.

Ese aire cosmopolita que se respira en el ambiente quizás se deba a que por aquí se concentra un gran número de embajadas (entre ellas la de España). Todas iguales, con una garita exterior donde hace guardia un soldado y rodeadas por una valla rematada con una alambrera decorada con pinchos, se suceden en las calles adyacentes a Sanlitun Lu.

Todos los turistas que terminan sus compras en el mercado de falsificaciones de Yashow acuden a tomar algo o a comprar productos de calidad al centro comercial The Village, punto de reunión por excelencia de la zona de Sanlitun. Conocido por todos los extranjeros que viven en Beijing, tiene todas las marcas de ropa que a uno se le vienen a la cabeza, una moderna tiende de todo los productos de Apple, restaurantes de todo tipo y cadenas de café.

Los fines de semana la calle está muy concurrida y al caer el día puestos móviles de comida toman la calzada, impregnado el ambiente a olor de barbacoa. Los bares abren sus puertas y el reclamo denominado Happy Hour (consumiciones más baratas o el clásico 2 x 1) hacen que los locales se llenen de gente joven china y occidental. Este es el valor añadido de este lugar, la mezcla.

Si viene a Beijing por primera vez Sanlitun es el mejor lugar para hacer la transición de Occidente a Oriente. Por un momento, creerá que está en casa, que aquello no puede ser China, pero cuando menos lo espere surgirá de la nada un motivo, un elemento, una prueba evidente, que le dirá que sí, que claro que está en Beijing. No olvide que las ciudades occidentales no siempre fueron tan modernas. La Capital del Norte está cambiando, aquí también ha hecho su visita de rigor la globalización.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Beijing



Deja tu comentario