Vivir en Beijing, algunas experiencias personales

Foto de China

La sombra de la madre patria es muy alargada. Noches, a veces madrugadas, aquí en China, con tortilla de patata y fútbol por la televisión CCTV 5 nos recordaban a nuestras tardes de domingo en Madrid. ¡Qué tiempos aquellos! Creemos que hay poca cultura de fútbol todavía por aquí.

En China, un país de la talla XXL, sobran huevos y patatas, pero nos preguntamos qué pasa con el aceite. Aquí lo hay de pescado, de maíz, de frutos secos, de soja, etc. pero ¿Y de oliva virgen extra de Jaén? Los cubiertos son dos palillos que con entreno y maña es fácil olvidarse del cuchillo, del tenedor y de la cuchara. La cocina del día a día es un viaje a nuestra casa. Un recuerdo a nuestras madres y abuelas. Qué dirían si nos vieran…

La Villa Olímpica de Beijing que hemos visto nos ha trasladado en el tiempo y recordamos qué poco sabíamos de dónde estaríamos por estas fechas. “El Nido” ante nuestros ojos delante de un televisor era una quimera. Ya lo hemos visto, lo hemos tocado. Claro, lo hemos retratado desde todos los ángulos posibles y siempre buscando algún que otro reflejo.

Si tienes miedo, Beijing te devora poco a poco. Hay que animarse a perderse, a probar con el poco chino que uno puede hablar, aún sabiendo que no te entenderán, menos mal que siempre nos quedan los gestos. Con la comida ocurre lo mismo. El riesgo por estas latitudes se convierte en algo rutinario y un compañero de viaje que hay que ir perdiendo la pista poco a poco.

No deja de sorprendernos el asombro que puede despertar entre los chinos la presencia de dos chicos occidentales. Te miran, unos osada y descaradamente, otros con disimulo y asombro. No puedes decir no a la pregunta “¿me puedo hacer una foto con vosotros?”, obviamente, en chino. Uno se siente halagado cuando pasa a ser más relevante que la propia Ciudad Prohibida. Mención aparte merece la curiosidad que despierta entre los chinos nuestro mini trípode. ¡Qué gracioso!

Ciudad Prohibida

La noche en Beijing no es iluminada y es una pena. Sus edificios son fantasmas cuando el sol desaparece del contaminado cielo de la capital. Dicen que China es el país que más contamina del planeta, sin embargo en electricidad debe ser uno de los que más ahorra. Sólo Tian´anmen permanece visible cuando cae el día, y es que no es para menos, es el centro del universo.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: ,

Categorias: Beijing



Comentarios (2)

  1. Pedro dice:

    Muy bueno tu blog, me encanta. Voy para China com mi familía en Marzo del 2010, mientras tantos voy a seguir leyendo.

  2. jorge dice:

    interesante probablemente valla a vivir a haya… aun no es seguro pero igual es bueno darse una idea de como son las cosas por haya

Deja tu comentario