Cervezas chinas para las altas temperaturas

Cerveza china

El desconocimiento de la ley no te exime de cumplirla. Nosotros hemos decidido tentar a la suerte de las tradiciones y hacer caso omiso al imaginario colectivo de los chinos que dice que barriendo se corre el riesgo de expulsar del hogar la buena suerte que tanto costó que entrase. De esta manera se suceden nuestros días en la Capital del Norte.

El gélido frío de los meses de enero y febrero ha pasado a un calor que avisa será sofocante en pocas semanas. Amigos chinos y profetas desde España nos hablaron de las tormentas de arena. Por el momento, y menos mal, ni rastro de ellas. El viento sopla con una fuerza moderada, pero suficiente para que un paseo en bici sea como una jornada de “bocas abiertas” para los mosquitos y demás elementos no deseados que ensucian el ambiente.

Vivimos en un barrio chino por los cuatro costados, Chongwen. Eso no significa que los tópicos que simplifican la cultura china sean reales, nosotros no hemos visto eso. Sí, van vestidos con el pijama para sacar el perro por la noche, escupen porque les encanta excretar y no retener, a pesar del calor, sus ropas dicen que incluso pareciera que tienen frío, etc. pero es lo bueno de este lugar. Vemos con nuestros propios ojos los que otros se inventan y hacen creer que es real.

fiesta parque longtan

El ruido que nos despierta todos los días por las mañanas nada tiene que ver con los petardos que festejaban el Año Nuevo, aquel lejano ya 26 de enero de 2009. Aquel recuerdo con olor a pólvora hoy es música para nuestros oídos. Tracas sin fin en medio de las calles, mayores y pequeños jugando con fuego, daban la bienvenida al Año del Buey.

Buscamos una piscina, una playa, donde poder refrescarnos y la oferta que presenta Beijing no es muy extensa. La cultura del agua no está muy arraigada por estas latitudes, parece increíble con las altas temperaturas que se padecen por aquí. La localidad de Qingdao, de donde proviene una de las cervezas más consumidas del país presenta lo más parecido a una playa española. Iremos en tren, el medio de transporte más entretenido de todos y eso que en China hay más tipos de vehículos de los que uno pueda imaginarse. Ojalá pronto podamos descubrir esa ciudad con aires alemanes encerrada en una pequeña bahía dentro del gran río Amarillo.

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Gastronomia China



Deja tu comentario