Duolun, la calle cultural de Shangai

Calle Duolun

Hacía tiempo que este blog no dedicaba unas líneas a la que, hoy por hoy, es la principal metrópolis de China: la vibrante Shangai.

Situada al este del gigante asiático, esta fascinante y cosmopolita urbe ha pasado en tan sólo dos décadas de ser un centro pesquero —abocado a la decadencia y el ostracismo tras el fin de la época colonial— a convertirse en la capital económica por excelencia del antiguo Imperio del Centro. Y es que a nadie se le escapa que este encantador destino sigue siendo uno de los más valorados por Occidente, que viene demostrando su interés por Shangai desde la segunda mitad del siglo XIX.

Como corresponde a su renovada condición de localidad puntera, la ciudad es depositaria de un generoso abanico de propuestas culturales. Un elevado porcentaje de éstas se concentra en la animada calle de Duolun, una de las arterias más interesantes de Shangai.

Conocida durante años como Duole Anlu, esta vía destaca en primer lugar por sus hermosos edificios, erigidos en su mayoría en los años veinte y treinta del siglo pasado. Algunos de ellos albergaron la residencia de algunos personajes ilustres de la historia de China, tales como los escritores Lu Xun, Mao Dun, Guo Moruo o Ye Shengtao, sin olvidar a influyentes comerciantes o miembros del partido nacionalista o Guomindang.

Otro de los reclamos de la calle de Duolun estriba en su completa oferta museística. Entre los más notables, destacan el el Museo de las Piedras, en el que se exhiben más de 10.000 piezas reunidas durante medio siglo por Chen Ruifeng y Zhou Wenxiu; el Museo de los Bastones, que cuenta con un importante muestrario comprendido entre las dinastías Tang (618-907) y Qing (1644-1912), y el Museo de la Moneda, cuyo fondo comprende más de 10.000 monedas de gran antigüedad —en algunos casos, éstas se remontan a la época Qin (221-206 a.C.). Otros centros recomendables son el Museo de los Relojes —con piezas de la dinastía Qing—, el Museo de la Cerámica y el Museo de Arte Moderno.

Finalmente, tampoco hay que dejar de visitar el templo de Hongde, construido en 1928 siguiendo los patrones de la arquitectura china tradicional y sede de la Iglesia de la Gran Virtud.

Foto vía: Trip Advisor

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Shangai



Deja tu comentario