Un internet «no contaminado»

El “Dique verde”. Éstas dos palabras bien podrían ser un lugar de cualquier puerto pesquero o el nombre de un bar de moda, pero aquello que responde a esta denominación es un software de filtro de contenidos desarrollado por el gobierno chino.

Cada día, trescientos millones de internautas chinos se encuentran con dificultades para entrar en gran número de páginas web por el hecho de ser catalogadas como soportes de “materiales violentos”. Los ciudadanos ya están cansados de la situación y el gobierno no esconde una censura que procesa a su población más activa y que todos los países occidentales ya conocen. El objetivo de este «Dique verde» es evitar el acceso a páginas ce contenidos pornográficos pero lo cierto es que existen muchos portales foráneos que están vetados y el sexo ni siquiera se nombra.

Encender el ordenador, tratar de ver sus cuentas y descubrir que se ha vuelto a bloquear una nueva página es el sino de todos los habitantes de China. Según se acerca una fecha importante, el control de la información es aún más exhaustivo, llegando a cortar el acceso a portales como Hotmail. Un filtro de contenidos que no es nuevo y que se lleva haciendo ya de manera permanente a páginas como Youtube, Blogspot o Facebook.

Siempre han dicho que no hay fronteras en la red y China trata de ponerlas día tras día, eso sí, sin todo el éxito que le gustaría. En la selva, hay que espabilar y buscar alternativas, y eso los que aquí vivimos lo sabemos. Servidores proxy llegan a modo de regalo y nos dan esa libertad que tanto se añora. Libertad de búsqueda, de información, que se obtiene sorteando las direcciones IP que tiene bloqueado el gobierno mediante este tipo de servidores. Pan para hoy…

Esa no debe ser la solución. Consciente de la situación, los Estados Unidos de América han desarrollado un nuevo sistema llamado Feed Over Email (FOE), tecnología que emplea las direcciones de correo para redireccionar al usuario a cualquiera de los portales que ofrece la red. Una medida que, al igual que ocurre con los proxys, no podrá controlar el Partido Chino.

Los usuarios más vivos e inquietos descubren con el tiempo las posibilidades de las que disponen para poder tener un libre acceso a la red pero, conocedores de la situación, sueñan con tener que evitar utilizarlos. No es sólo una cuestión de indagar para sortear las leyes sino que quieren que su país sea una democracia en términos prácticos. Según afirma Pan Wei, profesor del colegio universitario de Estudios internacionales en Pekín, “toda esta situación daña la imagen internacional de China”.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Informacion de China



Deja tu comentario