Taijiquan y comida sana, larga vida en China

Vivir en China

El wushu es el nombre original que tiene en china las artes marciales, tan de moda en occidente. Sus orígenes se remontan tres mil años atrás, cuando eran una práctica militar y una técnica de defensa. Con el paso del tiempo se ha ido transformando en una técnica de relajación. En la actualidad, mientras se pasea por cualquier parque o calle de China es fácil observar a gente, mayoritariamente de edad avanzada, practicar la más famosa de todas las arte marciales, el taijiquan.

Quizás está sea una de las respuestas a la pregunta de por qué los ancianos en China gozan de tan buena salud. Los aparatos de gimnasia, de color azul y amarillo, que hay repartidos por toda la ciudad siempre están ocupados por ancianos ejercitándose para no perder una forma que les hace sentirse en plenitud de condiciones y disfrutar la vida en mejores condiciones.

Resulta curioso ver como algunas agencias occidentales en sus viajes organizados incluyen la actividad del taiji. El patio de un hotel, El Templo del Cielo, son algunos de los lugares donde se pueden ver y de paso reír, con cariño, un poco de esos turistas que tratan de hacer movimientos que hace tiempo dejaron de poder hacer sin ayuda. En occidente está muy de moda este arte tradicional, milenario y chino que difícilmente llegará a comprenderse fuera del país que lo inventó.

Aquí nadie se sorprende por ver a alguien caminar de espaldas, por mover las muñecas, por mover los brazos de manera aleatoria en medio de la calle. Es como si la ciudad fuese un gran gimnasio pero sin espejos. Los jóvenes chinos que no se ven en la calle con sus abuelos hacer deporte están en el interior de los gimnasios repletos de unos espejos que recuerdan que la eternidad es sólo el presente.

Sin importar el dónde la gente se pone a representar los simbólicos movimientos del reino animal y del universo. El taijiquan requiere disciplina física y también mental. Durante el tiempo que emplea la gente en realizar sus ejercicios se abstraen de las miradas de los curiosos y se concentran en esos movimientos tan difíciles de reconocer e imitar. Una práctica así sería prácticamente imposible de hacer en occidente, tan preocupados de la opinión de los demás y con un sentido del ridículo muy desarrollado.

La comida china y el ejercicio físico es la clave del buen estado de salud de esa población anciana mayoritaria en China.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: China



Deja tu comentario