Templo Dongyue, oasis de paz en Beijing

Templo Dongyue

En Beijing convive una parte moderna con una parte antigua de la ciudad y esa parte antigua bien podemos verla en los numerosos templos que están desparramados entre sus calles. Uno de ellos es uno donde el color rojo (el color chino por antonomasia) prima en toda su decoración: se trata del Templo Dongyue.

El templo es una especie de oasis de calma en el medio de los edificios, el tránsito y el concreto. Fue construido por primera vez por los taoístas cerca de 700 años atrás y era en un principio un sitio donde se rendían sacrificios y ofrendas a los ancestros y a los dioses. Pero su historia no ha sido tan calma como aparenta hoy este edificio silencioso pues ha atravesado avatares que lo han destruido y vuelto a construir en un par de ocasiones.

En la década del 90 el sitio fue nombrado Tesoro Nacional y desde entonces el cuidado es mucho mayor y ha sido objeto de planes de renovación, aunque durante el siglo XX ha sido también sede de numerosos proyectos por parte del gobierno: escuela de oficios u oficinas del Bureau de Seguridad de Beijing, por ejemplo.

Pero bien, hoy el templo puede visitarse con tranquilidad y su historia lo hace todavía más interesante.

El Templo Dongyue ocupaba antes más o menos 15 acres de tierra que hoy se han reducido a 11acres. Dentro tenemos un camino elevado decorado con linternas y de cuyo techo cuelgan cientos y cientos de tarjetas, en la puerta del salón hay una larga mesa con ofrendas y fuera suelen verse pequeños grupos de personas con cuencos de incienso que están encendidos honrando al Dios Dongyue que, de acuerdo a las creencias, es el soberano supremo de China.

Alrededor hay muchas otras salas y departamentos cuyas paredes están repletas de pinturas que hablan de la vida, la muerte, la felicidad, el infierno y demás. Todas las salas tienen estatuas que cuentan con una breve explicación y claro, aunque no seamos creyentes, podemos dejar una pequeña ofrenda en cada una de las cajas de colecta que están fuera de cada departamento.

Lo más bonito del Templo de Dongyue es el bosque de las tabletas que relatan la historia del edificio y el área. No están traducidas, pero es maravilloso contemplarlas pues algunas miden mas de 3 metros.

En fin, que el templo está situado a unos 700 metros de la estación del metro Chaoyangmen, línea 2, y abre de martes a domingo de 8:30 am a 4:30 pm. La entrada cuesta sobre los 10 yuan.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: , ,

Categorias: Beijing



Deja tu comentario