Disfrutar del parque Haichuang, en Guangzhou

Parque Haichuang

A la hora de referirse  a la ciudad de Guangzhou (o Cantón, capital de la provincia de Guangdong), quizás resulta instintivo pensar en aquello que le ha dado su fama internacional: la riquísima cocina cantonesa.

No obstante, esta gran urbe del sur de China, cuya área metropolitana da cabida a más de 9,5 millones de personas, también posee un interesante patrimonio monumental. Para comprobarlo, tan sólo es necesario desplazarse hasta la atracción que recogen estas líneas: el bello parque de Haichuang (Haichuang Gongyuan).

Su acceso principal se enmarca en Tongfu Zhonglu y se extiende al sur del río de las Perlas. Por o que respecta a su nombre, éste deriva de la palabra china “chuang” (piedra). A su vez, ésta se refiere a las columnas con inscripciones budistas que abundan en numerosos puntos del gigante asiático.

De hecho, al adentrarse en el parque, y junto a un pequeño lago, el viajero se topará con una enorme piedra decorativa. Ésta ha sido transportada hasta aquí del lago Tai, en Jiangsu, un vasto lago al que los propios chinos llaman “mar”. De ahí que el parque reciba el nombre de “Piedra del Mar”.

En 1662 se erigió un monasterio budista en el parque. Sus dependencias hicieron las veces de escuela y de almacenes a partir de 1911, coincidiendo con los últimos coletazos de la última dinastía imperial, la Qing (1644-1911). En 1932, el parque abrió sus puertas al público, con lo que la sala principal del templo se convirtió en uno de los puntos de reunión predilectos de los lugareños.

Este hábito ha tenido continuidad hasta el día de hoy. Sin ir más lejos, es frecuente ver a personas mayores jugando al ajedrez o las cartas todas las mañanas, mientras que por las tardes la sala acoge animadas sesiones de baile.

Información práctica sobre el parque Haichuang de Guangzhou

  • Ubicación: Tongfu Zhonglu, Guangzhou (Guangdong).
  • Horario: abierto de las 08.00 h a las 21.00 h.

Foto vía: Culture YCWB

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Cantón



Deja tu comentario