Parque de la Colina de la Contemplacion

Parque de la colina de la contemplacion

Situado justo al lado de la Puerta Norte de La Ciudad Prohibida, el parque de la Colina de la Contemplación también recibe el nombre chino de Jingshan Gongyuan. La gran atracción del parque es la falsa colina levantada a base de carbón. En la cima de la colina hay un pabellón desde donde se puede disfrutar de unas vistas de La Ciudad Prohibida increíbles, además del Parque Beihai, justo al lado de Jingshan, al norte se pueden apreciar las Torres del Tambor y la Campana y lo que permita el cielo cubierto de Beijing.

Alrededor de esa altura artificial a base de carbón se ha levantado un jardín que hoy disfrutan los visitantes que hasta aquí se acercan. Ese carbón que ha formado una colina, era el que se almacenaba para ser utilizado en La Ciudad Prohibida. Su función era proteger al Palacio Imperial de los fríos invernales del norte.

Desde la cima de la colina se divisan cinco picos, cada uno de ellos con un pabellón. En el central, llamado Eterna Primavera, había una estatua de Buda, de la cual sólo queda un pedestal cuadrado. Con la llegada de las tropas occidentales durante el movimiento Boxer en el año 1900, muchas de las estatuas que decoraban el resto de pabellones se destruyeron. A modo de curiosidad, el 17 de marzo de 1644, el último emperador de la dinastía Ming, Chongzhen, se suicidó en el pabellón más oriental al conquistar Beijing las tropas manchués.

El parque tiene el aliciente de las vistas desde la cima de la Colina de Carbón, además de pasear por los jardines que la rodean. Situado en una zona monumental de Beijing, no cuenta con la fama ni el prestigio de La Ciudad Prohibida ni del Parque Beihai, sin embargo, merece la pena entrar este parque y disfrutar de la perspectiva que ofrece de la ciudad. Los tejados amarillos de La Ciudad Prohibida son una imagen para el recuerdo. La mezcla entre la arquitectura tradicional y moderna está al alcance de unos ojos extraños a los que no se le escapará el gran contraste que reina en la Capital del Norte.

La entrada al parque cuesta 5 RMB (0,50 euros) y la mejor manera de llegar a el es tomar un taxi, ya que no hay parada de metro próxima. Al estar en una zona tan turística los taxis, los vendedores ambulantes, suelen ser un tanto pesados con el visitante y siempre tratan de engañarle para que pague más. ¡Hay que tener mil ojos!

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: , ,

Categorias: Monumentos



Deja tu comentario