Museo del Palacio Imperial del Estado Manchu

Museo del Palacio Imperial del Estado Manchu

En el año de 1931 los japoneses entraron al nordeste China y colonizaron a la fuerza tres colonias en esa área. Con el objetivo de poner esta región bajo su control crearon el Estado Manchu y pusieron a Pu Yi, el último emperador del país, como su cabeza de estado.

Pu Yi fue el último emperador de la Dinastía Qing antes de que China se convirtiera en una república. Sin embargo, él era simplemente una marioneta de los invasores japoneses, quienes construyeron un Palacio Imperial en la ciudad de Changchun desde el cual Pu Yi pudiera seguir las instrucciones de los japoneses, pero no era de ninguna manera un Emperador en el real sentido. Finalmente, en el año 1945, la Segunda Guerra Mundial terminó y Japón se rindió ante China y así el Estado Manchu dejó de existir y el emperador volvió a ser un ciudadano normal.

En la actualidad, hace ya bastante tiempo que Pu Yi murió y toda su historia quedó en el pasado, pero el Palacio Imperial que controlaba sigue en pie, a pesar de algunos daños que sufrió durante la Guerra, muchas de sus edificaciones y facilidades siguen allí.

En 1962, el Museo del Palacio Imperial del Estado Manchu se estableció en este lugar, en la ciudad de Changchun, provincia de Jilin. Su área protegida cubre unos 137.000 metros cuadrados y la parte de exhibición unos 47.000 metros cuadrados.

Museo del Palacio Imperial del Estado Manchu

Las exhibiciones en este museo se han dividido en tres partes: una muestra relacionada con el periodo colonial, una parte de exhibiciones temporales y una muestra que ilustra la vida diaria del Emperador y sus concubinas. Entre la colección se pueden ver objetos de gran importancia como una alfombra del Palacio Jingren de la Ciudad Prohibida y documentos firmados por el propio Pu Yi, entre otros.

Este palacio en su totalidad se encuentra rodeado por altas murallas y tiene cerca de 10 edificaciones. En la parte principal era donde el Emperador era manejado por los japoneses y encabezaba ceremonias y allí se encuentran la Mansión Qinmin, la Huaiyuan y el Palacio Jiale. Además, en la parte exterior del Palacio se encuentran varios lugares de entretenimiento para los visitantes como el jardín, los montes artificiales, una piscina y una pista para montar a caballo.

El Museo del Palacio Imperial del Estado Manchu le permite a sus visitantes entender claramente esta parte de la historia China. Los tickets para este museo se pueden comprar con cinco meses de anticipación (así podrás aprovechar alguna de las ofertas de viajes que más te convenga) y allí se pueden alquilar audioguías para conocer un poco mejor cada rincón de este lugar particular.

Fotos Vía: Chinatravelguide

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: ,

Categorias: Changchun



Deja tu comentario