La seda, tejido fundamental de la historia China

Prendas de Seda de China

La seda ha sido, es y será uno de los materiales de mayor importancia en China, tanto así que está profundamente presente en la cultura de ese país. Los caracteres chinos de la seda se pueden encontrar en varias expresiones populares, como el cabello oscuro de una mujer es “seda negra”, sentimientos cariñosos son “sentimientos de seda”, las palabras chinas de sentimientos emotivos y duraderos tienen el componente de la seda, en incluso los sabores suaves son como la seda.

Un poema chino dice “Un gusano de seda enrolla toda su seda hasta el día de su muerte y una vela no detendrá sus lágrimas hasta que se consuma totalmente” y describe con mucha claridad la propiedad de este pequeño y valioso animal. A pesar de todo el desarrollo tecnológico, un gusano de seda sólo puede producir cierta cantidad de este material, cerca de 1000 metros en sus 28 días de vida.

Es la rareza de este material crudo lo que hace a la seda tan valiosa y tan misteriosa. Las leyendas dicen que fue Lei Zu, la esposa Huang Di quién fundó la civilización china, la que le enseño al pueblo a criar los gusanos de seda y extraer el precioso elemento.

Sin embargo, fue al principio de la sociedad feudal en la historia china, que el país empezó a tener tiempos prósperos. El desarrollo de la productividad popularizó la seda y ya no era sólo un lujo para los aristócratas. Las ideologías de libertad de la época dieron el paso para que se desarrollaran los bordados y los tintes, entre muchos otros. Y llevar bellas prendas de seda de varios colores y motivos se tomaba como símbolo de liberación.

La producción de seda tuvo una de sus mejores épocas durante el reinado de la Dinastía Han, en donde se llevaba a lugares tan lejanos como Roma desde Xian. Esta ruta de comercio por tierra popularmente se conoce como la Ruta de la Seda. Sin embargo, también había una ruta marítima que llevaba la seda desde lugares como Guangdong o Guangxi hasta Vietman, a donde llegaba en 5 meses.

Desde Vietman, a la seda le tomaría otros 4 meses llegar a Tailandia, casi tres meses después estaría en India o Sri Lanka, desde donde eventualmente se transportaría por barco hasta Roma por el mediterráneo. Os imaginareis que después de semejante viaje, su precio en Europa equivalía casi al coste del oro. Y estas rutas legendarias conectaron a China con el resto del mundo.

En las dinastías siguientes, los diseñadores profesionales mejoraron los patrones de bordado y las máquinas, y además de exportar la seda, muchos comerciantes iban a China también a comprarla directamente. Fue durante las Dinastías Ming y Qing que la seda se transportaba en mayor cantidad a Europa y América, por lo que este país tuvo el dominio total del mercado hasta 1908.

Hasta el día de hoy es imposible imaginar un viaje a China sin pasear por sus mercados de seda y darse cuenta de la importancia de este elemento en la actualidad. Así que no olvidéis en vuestros viajes por este país, comprar y mirar las variadas prendas de seda, que valen su peso en oro.

Foto Vía: bfick

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: ,

Categorias: Cultura China



Deja tu comentario