Recorrer la Ruta de la Seda, otras paradas

Mezquita de Id Kah Emin

La Mezquita de Id Kah Emin

En un artículo anterior, la ruta de la Seda, habíamos iniciado el camino a través de esta milenaria  ruta comercial que, además de seda, vio transitar sobre ella todo tipo de productos muy preciados, y que a su paso nos permite contemplara algunos de los paisajes y los monumentos más bellos y significativos de China. Sin duda, uno de los viajes más fascinantes que se pueden hacer.

Luego de visitar el Lago Tianchi, la siguiente parada suele ser –aunque esto varía según las agencias de viaje– la ciudad de Kashgar. Se trata, en realidad, de una ciudad oasis perteneciente a la región autónoma de Uigur de Xinjiang. Allí se encuentra la mezquita más grande del país, Id Kah Emin.

Cada sábado se desarrolla un mercado local típico lleno de color, en donde pueden adquirirse desde alimentos y productos de uso cotidiano hasta interesantes objetos de culto y adornos tradicionales. El casco histórico de Kashgar es un recorrido imperdible de arquitectura vistosa. La tumba de Apak Hoja guarda los restos de cinco generaciones de esta familia, y es uno de los sitios más sagrados de la región.

Turfan, a 150 metros bajo el nivel del mar, sólo es accesible por tierra. Muchos circuitos se dirigen, por tanto, a Urumqi –visitada anteriormente– y desde allí toman la carretera hasta esa ciudad. Está ubicada en la zona de depresión más baja de la China, y su oasis agrícola es muy reconocido por la calidad de sus uvas. La Cueva de los Mil Budas es la vista natural más interesante.

La antigua ciudad de Gaochang, en el desierto de Gobi, fue alguna vez un importante centro en la Ruta de la Seda, y hoy pueden visitarse las ruinas que se conservan de ella. Cerca de allí se encuentran las Tumbas de Aztana, y el camino continúa en ferrocarril con rumbo a Dunhuang.

Esta es otra de las paradas más destacadas de la ruta. Nos encontramos ya en la provincia de Gansu. Las Cuevas de Mogao se hallan aquí, y son un conjunto de casi 500 templos excavados entre los siglos IV y XIV en honor de Buda.

El Lago de la Luna y las Dunas de Arena Ruidosas son sitios muy sitios para disfrutar de la naturaleza del lugar.

Foto Vía: Mehmud Abliz

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: China



Deja tu comentario