Menghai: más allá de la industria del té

Pagoda Octogonal de Menghai

El post de hoy centra su atención en el sur de China. Más concretamente, el protagonismo recae en la prefectura autónoma de Xishuangbanna Dai, perteneciente al bellísimo estado de Yunnan. Allí se encuentra la población de Menghai, una pequeña ciudad que debe su fama a la bebida más consumida y emblemática del gigante asiático: el (茶, cha).

Situada unos 50 km al oeste de la capital de la prefectura (Jinghong), Menghai descuella por su peculiar climatología.

Sin ir más lejos, se trata de la localidad princial de una zona en la que el clima y la altitud (se halla a unos 1.400 m sobre el nivel del mar) forman el tándem perfecto para producir un té de la mejor calidad. Éste se cultiva en dos variedades: tuocha y pu’er.

Para que el viajero pueda comprobar por sí mismo las extraordinarias propiedades y el incomporable sabor de esta planta, se recomienda que visite el bullicioso mercado que tiene lugar cada domingo en un pequeño pueblo al sur de Menghai. Además de poder conseguir té a muy buen precio, el recién llegado también podrá admirar la pintoresca indumentaria de las etnias minoritarias bulang y hani.

En cualquier caso, las inmediaciones de Menghai también dan cabida a una interesante atracción turística. En efecto, a 14 km al noroeste de esta población se alza la célebre Pagoda Octogonal (Bajiao Ting, en la imagen).

Originaria de 1701 (aunque ha sufrido muchas reformas) y construida con ladrillo y madera, se dice que fue erigida en tiempos de la dinastía Qing (1644-1912) para proteger a la población de la amenaza de un enjambre de avispas. Desde el punto de vista arquitectónico, su elemento más destacable es el basamento de ladrillo polícromo sobre el que se ala la pagoda. Ésta ha sido realizada en ladrillo y ornada con motivos geométricos y florales. Remata el conjunto una interesante cúpula de madera que es todo un prodigio de marquetería.

Foto vía: Beijing Landscapes

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Yunnan



Deja tu comentario