Fengdu, ciudad de fantasmas y demonios

Fengdu

Situada en la orilla norte del río Yangze, Fengdu se encuentra a 170 kilómetros al este de Chongqing. Suele ser la primera visita obligada cuando se realiza un crucero por el río. Con una historia de cerca de 2000 años, este condado posee un rico legado cultural relacionado con los fantasmas y la vida después de la muerte. Conocida como el lugar de descanso para los espíritus de los difuntos, Fengdu es hoy por hoy una de las más reputadas ciudades históricas y culturales de China.

Ganó su apelativo de «Ciudad Fantasma» durante los tiempos de la Dinastía Han del Este. Dos funcionarios de la corte imperial, Wang Fangping y Ying Changsheng, aburridos de la política y de la vida en la corte llegaron al monte Mingshan, a las afueras de la ciudad de Fengdu para practicar enseñanzas taoístas. Ambos alcanzaron la inmortalidad a través de la meditación y la autodisciplina.

Esta historia se propagó en años posteriores, y el monte Mingshan se hizo famoso. Al juntar sus apellidos, Ying y Wang, suena muy parecido a «Rey del Infierno» en chino. Por tanto las gentes comenzaron a llamar a Fengdu la «Ciudad Fantasma».

Es la ciudad capital del Rey Fantasma, una estatua de 138 metros de altura por 217 de ancho (la lengua sola mide 81 metros de largo, y la boca 70 de anchura). La estatua está esculpida sobre la ladera de la montaña con una profundidad de 26 metros, de tal manera que los visitantes pueden escalar sobre el cuerpo del rey hasta alcanzar la cumbre.

También cabe destacar el complejo de más de 70 templos, originalmente emplazados sobre la colina Ming, que fueron trasladados ladrillo a ladrillo a la costa opuesta debido a la crecida de las aguas provocada por la construcción de la Presa de las Tres Gargantas. En estos templos abundan las representaciones fantasmales y demoníacas, que describen a la perfección el concepto de vida después de la muerte en la cultura china, según el cual terribles castigos aguardaban a aquellos que desobedecían los preceptos morales establecidos.

Templo Fantasma

De hecho los monumentos existentes en la zona tienen nombres muy descriptivos al respecto: «Pasaje de tortura fantasmal», «Torre de la última mirada», o «Río de sangre». Según la tradición china, estos monumentos son en realidad portales que las almas atraviesan hacia el inframundo. Ciertamente algunas personas pueden sentirse intimidadas por el lugar y su trasfondo histórico, pero lo cierto es que esta localización también invita a la calma y la serenidad, ya que budismo, taoísmo y confucianismo se practicaban aquí en épocas pasadas.

De forma adicional, Fengdu también incluye algunos lugares naturales de increíble belleza, tales como bosques vírgenes, montañas, praderas pantanosas, dehesas, y cuevas de caliza. En la orilla sur de Yangze, la Cueva Nieve de Jade es la más atractiva. De hecho muchos cruceros incluyen esta parada en su ruta. La mayoría de las estalactitas del interior son blancas y puras, por lo que la cueva parece un mundo nevado. Muchas maravillas geológicas pueden ser contempladas aquí.

Fengdu es en definitiva, y al margen de su macabro trasfondo como necrópolis, uno de los lugares más hermosos de China, ya sea por sus reliquias antiguas o por sus impresionantes paisajes naturales. Merece por tanto la pena pararse a visitarlo, siempre y cuando el miedo no suponga un obstáculo…

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Chongqing



Deja tu comentario