Atadura de pies en mujeres chinas

Zapatos para atadura de pies

Por miles de años, las jóvenes mujeres chinas quienes querían verse más hermosas hacían una práctica llamada atadura de pies. Esta práctica comenzó aproximadamente en siglo décimo y terminó en el siglo veinte, pero hasta el día de hoy se habla de ella por lo extraño que es esto para el mundo occidental. Muchos estudiosos aseguran que este doloroso procedimiento lo hacían las mujeres para intentar alcanzar la anhelada belleza.

Esta atadura de pies en principio era hecha en niñas de seis años o más jóvenes que pertenecían a las partes más ricas de China, pero después se convirtió en algo tan popular que sólo las mujeres en las áreas más pobres o aquellas que trabajaban en los campos no podían hacer. La razón era que esos trabajos requerían el buen funcionamiento de los pies y este procedimiento hacía que el simple hecho de caminar fuera difícil.

El procedimiento era que los pies de estas niñas pequeñas eran envueltos en apretadas bandas para que no crecieran y se desarrollaran normalmente, en su lugar los huesos se fracturaban y esa parte se deformaba totalmente, evitando que el pie creciera más allá de los diez o quince centímetros. Cuando esa mujer alcanzaba la adultez sus pies permanecían muy pequeños, pero sufrían de parálisis, atrofia muscular e infecciones.


Zapatos para atadura de pies

En aquellas épocas, que no son tan lejanas ya que esta costumbre se mantuvo hasta el siglo pasado, los pies pequeños en las mujeres eran considerados como algo hermoso e incluso sensual. Las mujeres con esta clase de pies eran vistas como muy atractivas y misteriosas, además de que los pies deformados eran un símbolo de riqueza, en especial porque las mujeres con esta deformidad no podían ejercer trabajo alguno.

Sin embargo, ese atractivo se mantenía siempre y cuando los pies estuvieran escondidos en sus zapatos, porque cuando se dejaban al descubierto mostraban su deformidades y ya no eran tan atractivos. Muchas mujeres sin embargo se resistían a semejante tortura, que incluía incluso romperse los dedos de los pies y cortarse las plantas para hacer que se doblaran más fácil, y se quitaron las bandas tiempo antes de que se les alcanzaran a deformar los pies totalmente.

Foto 1 Vía: Gveret Tered
Foto 2 Vía: Vassil

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Cultura China



Deja tu comentario