Calle antigua de Tunxi, historia en Huangshan

Calle Tunxi

La calle antigua de Tunxi se encuentra en el centro del distrito del mismo nombre en Huangshan. Este lugar tiene una historia que data de siglos atrás hasta la Dinastía Song. El Emperador Huizong trasladó su sede del gobierno a Lin’an que ahora es Hangzhou, cuando una gran variedad de arquitectos y trabajadores estaban dedicados a la construcción de la nueva capital.

Después de regresar a su lugar de origen, ellos imitaron el estilo estructural y arquitectónico para construir por todo lo largo de esta calle, así la Calle antigua Tunxi se formó. Al principio de la Dinastía Ming, alrededor de 1368, un mercader en Anhui invirtió dinero para construir 47 tiendas para atraer a los comerciantes, que contribuyeron a la comunicación de la calle con el mundo exterior. Gradualmente, este lugar se desarrolló en un centro de distribución para materiales que salían y entraban a Anhui durante la Dinastía Qing.

Esta calle esta cubierta con losas de color marrón y tiene una longitud total de 1.273 metros, de los cuales 895 son de una calle peatonal comercial. Las tiendas que se encuentran a los dos lados de la calle generalmente son de dos o tres plantas, y tienen el estilo de Anhui de bases de piedra, construcciones de ladrillo y tejados de barro. En la actualidad esta calle también es utilizada como un estudio natural para películas y series de televisión.


Calle Tunxi

Existen dos museos famosos en esta calle. Uno es el Museo Tunxi que tiene en exposición muebles de las Dinastías Ming y Qing en la primera planta y en la segunda tiene una exhibición de caligrafía y pinturas chinas. El otro museo es Wancuilou, que es una estructura de cuatro plantas que es el primer museo de estilo antiguo arquitectónico.

Famosas piedras de tinta y los cuatro tesoros del estudio, así como cepillos para escribir, palos de tinta y papel se encuentran en exhibición y en venta en la primera planta. Aquí los turistas pueden ver la piedra de tinta más grande que pesa más de 12.500 kilogramos. Reliquias culturales y otros trabajos de arte coleccionados por el dueño del museo están en exhibición en la segunda planta.

A lo largo de la calle hay muchas tiendas que han existido por más de cien años. Entre ellas se encuentran algunas de piedras de tinta, cepillos, té locales y recuerdos de Mao también se pueden encontrar. Esto significa que es un paraíso para los turistas que quieren comprar recuerdos muy significativos de la cultura china con bajos precios, además de ser un lugar obligado para ver cuando se viaje a la ciudad de Huangshan.

Fotos Vía: Yes China Tour

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: ,

Categorias: Huangshan



Deja tu comentario