Desarrollo del Budismo en China

Budismo en China

El Budismo fue introducido a China desde la India en el siglo sexto d.C. Uno de los emperadores Han envió una misión al occidente de China para que trajeran las escrituras, monjes Indios e imágenes de Buda. Desde entonces la traducción china estuvo disponible y más intercambios de intelectuales entre China, India y otros países asiáticos, trajeron el rápido desarrollo de esta religión en China.

Entonces, los monasterios y templos budistas fueron construidos para promover esa religión e incluso algunos de los Emperador seguían sus enseñanzas. El Budismo, tal como el Confucianismo y el Taoísmo, lleva a que las personas se comporten bien, a que sean honestos y responsables, además promueve la armonía y la paz de la mente, el compartir y la compasión.

Los budistas nunca fuerzan a alguien a que crean lo que ellos y enfatizan el despertar de la mente, en el que, a través del aprendizaje, las personas desarrollan la capacidad intelectual al máximo para que así entiendan como amar y ser amables con el resto de seres vivientes.

La madurez y la mejor época del Budismo en China fue durante el reinado de la Dinastía Tang, cuando los emperadores gastaban todo su dinero para establecer monasterios y esculturas en diferentes cuevas budistas. Pero estas épocas no fueron libres de persecuciones, especialmente por aquellos líderes de tendencias del Confucianismo, que querían librarse de esa religión extranjera. Pero lo que lograron fue que muchas personas se convirtieran y entraran en los monasterios para escapar el servicio militar y el pago de impuestos.

El Budismo no cree en Dios, cree en las personas. En las enseñanzas budistas, no existe la promoción agresiva de esta religión o el fuerte rechazo de otras. Todo esto hace que esta religión esté en el mismo nivel del Confucianismo y el Taoismo, y es precisamente esa habilidad de coexistir con cualquier otra religión la que ha hecho que sea una de las más grandes de China.

La práctica del budismo lleva a las personas a alcanzar la mayor felicidad en la vida e incluso en la vida después de la muerte, además promueve un código de conducta en la vida que es lo que llaman los Cinco Preceptos que llevan a que eviten matar, robar, darse caprichos, mentir y beber alcohol. Las enseñanzas budistas introducen la forma y los conceptos de renacimiento, meditación, desarrollo intelectual y comparaciones, por lo que lleva a un entendimiento de uno mismo, en vez de creer ciegamente.

Foto Vía: liangjinjian

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: ,

Categorias: Cultura China



Deja tu comentario