Las tumbas Qing de Shenyang

Tumba Qing de Shenyang

¿Quién puede decir que no a una visita a la fascinante región de Dongbei, más conocida en Occidente como Manchuria?

Aunque por regla general las guías de viaje tienen la mala costumbre de negarle cualquier protagonismo, lo cierto es que esta zona de la China septentrional da cabida a un patrimonio histórico, cultural y monumental que ya quisieran muchos países para sí.

Por este motivo, el post de hoy acerca nuevamente a sus lectores hasta la fascinante ciudad de Shenyang, perteneciente a la provincia de Liaoning, donde le aguarda un aliciente indispensable: las tumbas Qing.

Aunque Sobre China se ha referido a ella en más de una ocasión, la dinastía Qing (la última del período imperial, que gobernó el llamado País del Centro entre los años 1644 y 1912) es precisamente de  origen manchú. De ahí que las sepulturas de sus mandatarios se hallen en Liaoning. De hecho, en la cultura china tradicional es de vital importancia que las personas fallecidas sean enterradas en la tierra de sus antepasados.

De hecho, de las tres tumbas imperiales Qing que se conservan en la provincia, dos se hallan en Shenyang y sus alrededores. La primera de ellas es la Tumba Imperial del Norte (Bei Ling. Construida en 1643 por Abahai, hijo de Nurhachi, se localiza actualmente en un parque ubicado al norte de la ciudad. Se puede acceder a él a través de un pailou de piedra blanca, junto al cual se alzan cuatro leones que protegen los tres callejones anejos.

La otra sepultura insigne es la Tumba Imperial del Este (Dong Ling). Considerada como la última morada de Nurhachi, está situada en las afueras, a unos 8 km de Shenyang. Finalmente, el tercer mausoleo provincial, la tumba de Yong Ling, se encuentra en el distrito de Xinbin y fue construida por orden del ya mencionado Nurhachi en honor a sus ancestros.

Foto vía: Planetware

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Shenyang



Deja tu comentario