Puente Lugou, fascinación de Marco Polo

Puente Lugou Marco Polo

China alberga en su extenso territorio una serie de atracciones turísticas dignas de ver con nuestros propios ojos, sin embargo normalmente las guías de viaje comunes nos ofrecen las atracciones más emblemáticas. Nosotros hemos querido conocer algo distinto a lo que suelen mostrar las agencias de viajes, y es por ello que nos dirigiremos hacia la capital Beijing para apreciar el Puente Lugou, conocido también como el Puente de Marco Polo, que por su ubicación ha sido reconocido como un punto estratégico en la ruta rumbo a la capital.

¿Qué de especial tiene este puente?… Pues que no es un puente moderno construido por el más reconocido arquitecto de la escuela post-modernista, sino que es un antiguo pero muy famoso puente de piedra fina y mármol blanco de 266,5 metros de largo por 9,3 metros de ancho, el cual se posa sobre el Río Yongding.

Lo que le da mayor importancia a este puente es que el viajero veneciano Marco Polo quedó realmente fascinado con él cuando visitó por primera vez China en el siglo 13, y lo comentó en sus crónicas de viaje, es por ello que se le conoce hoy en día con el nombre de “Marco Polo”.

Como es costumbre de la tradición y arquitectura china, en el Puente se plasman una cientos de figuras mitológicas que corresponden a la filosofía china. Vale la pena destacar las esculturas de leones que se posan a lo largo del puente. Verlos de cerca es realmente atemorizante, y sus caras de pocos amigos ahuyentan a más de uno. Sin duda los mejores guardianas que podrían haber elegido. Curiosamente no todos los leones tienen la misma edad. Los primeros y más ancianos fueron construidos durante en reinado de la dinastía Ming, otros durante la dinastía Qing, durante el período de la dinastía Yuan, y finalmente los más jóvenes durante la dinastía Jin.

El Puente Lugou o Marco Polo, además de ser una creación espectacular en términos arquitectónicos y artísticos, también es un símbolo nacional de la resistencia, el dolor y el sufrimiento que experimentó el pueblo chino durante la guerra con Japón en el año 1937.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Beijing, Monumentos



Deja tu comentario