Tumbas Qing del Este, cementerio sagrado

Las Tumbas Qing del Este, un cementerio sagrado ubicado cerca de Pekín, es una de las áreas de tumbas dedicadas a los emperadores, emperatrices y concubinas imperiales de la Dinastía Qing, siendo la otra las Tumbas Qing del Oeste.

Estas Tumbas Qing del Este, que están entre los complejos de este estilo mejor conservados y mayores en tamaño de toda China, están ubicadas a lo largo de la Montaña Changrui, en el oeste del pueblo de Malanyu, en el Condado de Zunhua, provincia de Hebei. A lo largo de esa montaña se encuentran las tumbas de cinco Emperadores, cuatro Emperatrices, cinco concubinas imperiales y una princesa, que están arregladas basándose en el concepto tradicional de ubicar al superior y al más distinguido en el centro.

Xiaoling, la tumba del Emperador Shunzi quien fue el primero de esa Dinastía en gobernar China, está alineada con el eje de la cima principal de la Montaña Changrui, lo que indica que la persona enterrada allí es la más importante del grupo. Otras tumbas de emperadores se encuentran en los dos lados de Xiaoling de este a oeste, dependiendo de la posición que cada persona ocupaba en la jerarquía familiar.

Las tumbas de las emperatrices y concubinas se encuentran al lado de las de sus esposos, mostrando la clase de relación subyugada que tenían en vida. Las tumbas de las mujeres y sus esposos están conectadas en formas sagradas, igual que las de los emperadores con Xiaoling.

De todas las tumbas, Xiaoling es la más grande y más elaborada, estando ubicada como el punto central de toda la estructura. La grandeza de esta tumba puede ser atribuida a que fue el primer sepulcro construido para un miembro de la familia real de la Dinastía Qing, por lo que sus constructores esperaban marcar el inicio de un futuro próspero.

Un ejemplo de la arquitectura más exquisita de las Tumbas Qing del Este es Dingdongling, la tumba de la Emperatriz Dowager Cixi, quien aunque se ocupó de los asuntos del estado por más de 45 años, nunca fue ascendida al trono. Decoraciones muy elaboradas y refinadas con tallados adornan su tumba, que tardó seis años en su construcción, y la hacen única entre todas las de la Dinastía Qing, además el material principal utilizado allí es el oro, símbolo de la familia real.

Alrededor de la puerta del Favor Eminente de Dingdongling, se encuentran tallados elaborados de dragones y fénix, así como caídas de agua y nubes que adornan las balaustradas de mármol blanco. Se recomienda visitar muchas de las tumbas pequeñas que también pueden enseñar un poco de la cultura china mientras se disfruta de la belleza de este lugar.

La visita a estas tumbas se realiza en una hora y están abiertas desde las 8:40 de la mañana hasta las 5:30 de la tarde.

Fotos Vía: treasuresthouhast

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Monumentos



Deja tu comentario