Visita al pueblo de Bamei

bamei

Bamei es un pequeño pueblo situado en la provincia de Yunnan, a unos treinta kilómetros de Guangnan. Se cree que la primera mención del lugar fue hecha por Tao Yuanming, quien en el siglo IV describió el paisaje de un valle cubierto de una plantación de duraznos cuyas flores formaban una extensa alfombra hasta el horizonte.

Bamei es difícil de hallar si se viaja sin intenciones de llegar a ella, y aun cuando nos movamos buscándola podemos desviar el camino varias veces antes de llegar. Esto se debe a su ubicación en el corazón de un valle insondable, rodeado de altas colinas, y que resulta accesible sólo mediante un bote que atraviesa un tunel de piedra caliza tallado por los años en una de las montañas.

Coloreado por el verde de las estilizadas ramas de bambú y por la solemnidad de antiquísimos árboles, el nombre de Bamei significa “Cueva en el bosque” en el idioma Zhuang. Zhuang es una minoría que habita el lugar, y se dice que sus ancestros fueron una sola familia proveniente de la provincia de Guangdong. Al parecer, habrían llegado hasta allí huyendo de las persecuciones que sufrían.

Bamei es sin dudas un lugar quedado en el tiempo. No hay allí energía eléctrica y sus habitantes, todos ellos cultivadores de la tierra, se levantan con el sol para una nueva jornada de trabajo. Siembran arroz y algodón, con lo cual pueden producir su propio alimento e incluso tejer su propia ropa.

Desde luego, las tradiciones y las costumbres allí son muy arraigadas. Las casas son construidas en el estilo Malan, y los festivales anuales se respetan con rigor. El Festival del Demonio y el Festival de Canto son grandes acontecimientos en esta pequeña localidad.

Los visitantes que llegan hasta allí siempre se sienten felices de encontrarse con anfitriones amables y bien predispuestos, así como de apartarse de las grandes ciudades y su ruido constante.

Foto Vía: Travel Webshots

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Yunnan



Deja tu comentario