Ir de compras en China

compras en china

La gente que tiene la oportunidad de viajar a China, además de visitar monumentos realmente espectaculares, podrá realizar todo tipo de compras; y es que el mercado chino ofrece productos muy suculentos a un buen precio.

En China podremos comprar una gran variedad de productos artesanales, tales como cerámicas, grabados, joyas en bronce, jade y un larguísimo etcétera. Pero además, China se caracteriza por ofrecernos productos de marcas a precios bastante rebajados. Podremos encontrar así bolsos, ropa, relojes y todo tipo de complementos a un precio realmente interesante.

Todos estos productos y muchos más podemos conseguirlos en diferentes lugares. Podemos, por ejemplo, acudir a los centros comerciales para poder disfrutar de una agradable tarde de tiendas. Así, en lugares como Pekín o Shanghai existen grandes almacenes en el que poder adquirir todo tipo de marcas. No obstante, hay que recalcar que en estos lugares los precios no son tan bajos como podríamos esperar, siendo muy similares a la media europea.

En China también son muy comunes las zonas de tiendas tradicionales. Aquí encontraremos un sinfín de pequeñas tiendas con todo tipo de artesanía y souvenirs. Si bien es cierto que en algunos casos podemos encontrarnos con precios bastante inflados, por norma general no deberían ser precios desorbitados.

Hay que buscarlas en los barrios tradicionales de ciudades como Pekin o Xian, zonas en las que encontraremos desde el típico imán de nevera o incluso grandes casas de té con una increíble variedad, un regalo de lo más recomendable dado el lugar en el que nos encontramos.

Es importante saber que la venta de imitaciones de productos de marcas está perseguida en China. Encontrarse se pueden encontrar, pero es conveniente barajar otras opciones, pues posiblemente podríamos encontrarnos con problemas en las aduanas.

También existen grandes tiendas de artesanía. Están orientadas al turismo, pero podemos encontrar objetos bastante interesantes. Normalmente en cualquier tour se nos dará la oportunidad de conocer algunas de estas tiendas. Los precios no son baratos, pero en muchas ocasiones es la única opción de conseguir determinadas piezas.

Encontraremos, entre muchos otros, elementos decorativos en jade o bronce, cerámica china, ropa fabricada en seda, perlas o souvenirs más típicos como las figuras de terracota de los guerreros de Xian.

  • Problema de equipaje

Hay algunas cosas a tener en cuenta a la hora de comprar en China respecto a nuestro viaje en avión. Para empezar, las compañías nos impondrán un peso máximo, así pues, si no queremos pasarnos de ese peso en nuestro regreso, quizá sea más interesante viajar con la maleta un poco vacía.

Asimismo, como hemos comentado previamente, las imitaciones están prohibidas. Si en el aeropuerto nos hacen abrir la maleta y las encuentran, además de requisarlas nos sancionarán económicamente.

En cuanto a la tecnología, sí es posible comprar tecnología y pasarla por la aduana. No obstante, estamos en lo mismo, si son falsificaciones seguramente nos las tirarán para atrás, además de que esas falsificaciones muchas veces no dan buenos resultados al llegar a casa, pues copian únicamente la parte externa y visual del producto.

  • Regateo

El regateo en China se practica. No obstante, hay que saber que no en todos los lugares; y es que si bien es cierto que en las tiendas más pequeñas es una práctica habitual, en las grandes superficies como los centros comerciales, con un ambiente mucho más occidental, este tipo de regateo no es viable.

En el regateo hay que saber que el vendedor siempre nos pedirá un precio bastante superior al que tiene el producto en verdad. Así, tenemos que tener claro que nunca hay que pagar más de una tercera parte del precio inicial que nos piden.

En el regateo, la paciencia es un arma realmente beneficiosa; y es que hay que tener en cuenta que este tipo de práctica es casi un arte. No debemos sucumbir a las artes de buen vendedor que se nos muestren, pues lo cierto es que intentarán embaucarnos como sea. Debemos permanecer firmes y tener siempre claro cuál es el precio que estamos dispuestos a pagar para no irnos demasiado del mismo.

Otros enlaces de interés:

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: China, Informacion de China



Comentarios (1)

  1. LiliJob dice:

    Muy interesante, cuando se viaja a China, es difícil no caer en la tentación de comprar allí, pues usualmente nos encontramos con un sin fin de objetos muy innovadores, tanto para regalar como para uso personal.

    Excelente post,un saludo!

Deja tu comentario