El Estadio Olímpico de Beijing

Estadio Nacional Beijing

El Estadio Nacional de Beijing es una curiosa y extraña amalgama de hierros retorcidos, una estampa realmente impactante para la vista, y que fue construido para alojar las competiciones de atletismo, fútbol y lanzamiento de peso y de disco del Torneo Olímpico de Fútbol celebrado durante las Olimpiadas de 2008. Las obras de construcción del estadio se prolongaron desde Diciembre del 2003 hasta Marzo del 2008.

Se encuentra situado al norte de Beijing, en el interior del Parque Olímpico y a poco más de un kilómetro de la Villa Olímpica. Con sus 330 metros de largo, 220 de ancho y 69 metros de altura, esta imponente mole está hecha principalmente de acero y tiene un peso que supera las 44.000 toneladas. Gracias a su diseño cualquier espectador, se siente donde se siente, puede asistir al juego sin que ningún elemento le bloquee la visión, y lo mismo ocurre con el sonido, que se distribuye de manera uniforme por todo el espacio interior.

Su extravagante diseño es obra de los arquitectos Jacques Herzog y Pierre de Meuron, quienes ganaron un concurso de carácter internacional en el año 2002. Precisamente por este diseño el estadio también es conocido popularmente como el “nido de pájaro”, aunque durante la noche bien puede ser considerado un objeto alienígena, cuando su impresionante iluminación entra en escena. Según sus diseñadores, la inspiración fue la de los nidos de pájaro construidos con innumerables ramitas, y las obras tuvieron un presupuesto de cerca de 272 millones de euros.

Después de finalizar las Olimpiadas de 2008 el Estadio Nacional de Beijing ha permanecido abierto y es utilizado como espacio deportivo y también como atracción turística y lúdica. En su interior también se puede practicar el esquí urbano, siendo la mayor zona dedicada a este deporte dentro de la capital de China.

Foto vía: skyscrapercity

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Beijing



Deja tu comentario