Historia de China, el gobierno mongol

Mongoles

En el año 1206, se produjo una reunión de las tribus turco-mongolas, en la capital del Imperio Mongol, Karakorum, en la que se estableció la unidad de todas las tribus bajo el mando de Gengis Kan. Una vez unificados bajo un mismo lider, los mongoles emprendieron una serie de campañas en las que fueron anexionando territorios hasta crear el mayor imperio visto hasta la fecha.

En China, durante el año 1215 y tras la derrota de la Dinastía Jin, los ejércitos de Gengis Kan tomaron la ciudad de Pekín, desde la cual continuaron expandiendo su poder por el Norte de China. La derrota de la Dinastía Song, que dominaba el Sur, hubo de demorarse hasta el año 1279, y no fue Gengis, sino su nieto Kublai Kan, quien lograse derrotarlos.

Después de esto, la capital del Imperio Mongol fue trasladada desde su anterior ubicación en Karakorum hasta Pekín, lugar desde el que dominaron la franja entre Europa Oriental hasta Corea, y desde  la región Norte de Siberia hasta las tierras de La India. Además, los mongoles tomaron buenas referencias del sistema administrativo de los Song, y adoptando el título de (dinastía) Yuan, gobernaron  China en calidad de emperadores entre los años 1279 y 1368.

Su puede considerar a este periodo como el punto álgido en la historia de los mongoles, al menos en cuanto al poder económico y territorial que consiguieron reunir. El tráfico de mercancías, ahora que dominaban aquellos que antes acongojaban a los mercaderes, las rutas comerciales entre Oriente y Occidente fueron mucho más seguras para los comerciantes. Con ello, se produjo también una apertura en cuanto a pensamientos, ideas e innovación, surgiendo nuevos medicamentos y alimentos exóticos.

Quizá el punto más familiar para nosotros sea la llegada del comerciante veneciano Marco Polo, que relató en sus memorias la deslumbrante forma de vida en China durante la dominación mongola, aunque la realidad para el pueblo chino era bien distinta.

Las restricciones de los mongoles incluían que ningún ciudadano chino podía ejercer cargos públicos o puestos de especial importancia, quedando relegados a las clases sociales más bajas. Los excesivos impuestos eran otra lacra para la gente de a pie, a lo que se sumaron dos cosechas desastrosas entre los años 1330 y 1340, quedando en Norte de China a merced de una gran hambruna, a la que se sumaron terribles crecidas del Huang He.

En estos años, prácticamente todas las provincias de China se sublevaron, y poco después comenzaron a surgir líderes rebeldes que luchaban abiertamente contra la dominación mongola. Debido a una serie de conflictos internos, que acrecentaron aun más la inestabilidad para el gobierno mongol, y a la actuación de Chu Yuanziang, monje budista que había ganado influencia como líder rebelde, llegó hasta Pekín y consiguió expulsar a los mongoles.

Una vez que éstos volvieron a sus territorios en Mongolia, continuaron con las hostilidades a China, aunque esta vez desde una posición menos privilegiada.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Historia sobre China



Deja tu comentario