Transportes en Shangai

Maglev

Aunque la ciudad que centra el interés de este post, Shangai (上海’), carece de palacios imperiales y de la historia ancestral que atesoran otros rincones del país, su condición de capital financiera de China la convierte en un destino de visita obligada.

Poseedora de un imponente skyline y de la mayor concentración demográfica del gigante asiático —su área metropolitana acoge la friolera de 20 millones de habitantes—, Shangai se ha erigido en las últimas dos décadas como uno de los principales reclamos turísticos del antiguo Imperio del Centro, pese a no tener nada que ver —o muy poco— con el resto de las grandes urbes chinas.

Teniendo en cuenta estas características y las generosas dimensiones de Shangai (6.340 km²), así como su particular estatus administrativo —junto con BeijingChongqing, Tianjin, es una de las cuatro municipalidades que dependen directamente del Consejo de Estado chino—, no es de extrañar que la ciudad cuente con una completa infraestructura de transporte.

Metro y autobús

El transporte público se fundamente sobre todo en el autobús (公共汽车) —con casi 1.000 líneas, este servicio se cuenta entre los más extensos del planeta— y el metro (上海轨道交通), que también ha experimentado un notable crecimiento en los últimos años.

Actualmente, el suburbano de Shangai dispone de 13 líneas, las más recientes de las cuales (la 10, que cubre el trayecto entre Xinjiangwancheng y Hangzhong Lu, y la 13, que discurre entre Madang Lu y Shibo Lu) fueron inauguradas en el 2010, coincidiendo con la Exposición Universal. No obstante, se trata de un medio de transporte realmente moderno, ya que la más antigua de sus líneas entró en funcionamiento en abril de 1995. En el 2009, el suburbano de Shangai dio servicio a más de 3,5 millones de pasajeros diarios.

Las tarifas del bus y el metro oscilan entre los 3 y los 9 yuans, en función de la duración del trayecto.

Tren y Maglev (ferrocarril de levitación magnética)

La estación de tren de Shangai es el centro más importante del transporte ferroviario en la ciudad. Desde allí, existen muy buenas conexiones con los lugares más estratégicos de la geografía china, como su capital administrativa, Beijing (a la que se accede tras 12 horas de viaje), o Hong Kong (el trayecto hasta esta región administrativa especial dura 25 horas).

En el caso de los recorridos largos, existen tres tipos de plazas: butaca, litera dura y litera blanda. En cualquier caso, sus precios son bastante más económicos que en Europa.

No obstante, en este apartado, la auténtica joya de la corona es el Maglev, el primer tren de levitación magnética del mundo (en la imagen). Desarrollado por la compañía alemana Transrapid en el 2002, esta maravilla de ingeniería cubre el recorrido entre la estación de la calle de Longyang hasta el aeropuerto Internacional de Pudong (a 30 km) en tan sólo 7 minutos y 21 segundos, con una velocidad punta de 431 km/h.

Transporte privado

A diferencia de lo que sucede con otras ciudades del país, y a pese a ser la mayor urbe de China, Shangai registra un tráfico bastante fluido, aunque el reciente aumento del parque de vehículos en circulación amenaza con dar la vuelta a este escenario.

Al día de hoy, seis autopistas nacionales conectan la metrópolis con el resto del país. Asimismo, Shangai cuenta con seis vías rápidas elevadas gratuitas (o skyways) en el núcleo urbano, así como 18 vías municipales rápidas.

Por lo que atañe a los taxis (出租汽车), la flota es  abundante, y sus tarifas, bastante asequibles, ya que el precio de la carrera suele oscilar entre 11 y 14 yuanes en horario nocturno.

Bicicletas

Aunque éste fue el medio de transporte más recurrente en China en los años noventa, el Ayuntamiento de Shangai restringió su utilización en las vías principales para evitar los atascos circulatorios. No obstante, un buen número de calles disponen de carril-bici, y se prevé que éste ganará casi 200 km más en los próximos años.

Foto vía: Skyscraper City

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Informacion de China, Shangai



Deja tu comentario