Wu Zetian: la única mujer que gobernó China

Wu Zetian

Aunque este post pueda parecer una mera reseña histórica, lo cierto es que el trascendental personaje que acapara su atención ejerció un papel determinante a la hora de impulsar la creación artística durante la dinastía Tang (618-907) y, por tanto, algunas de las principales atracciones monumentales del gigante asiático. Así, conviene referirse a la única mujer que ha ocupado el trono del Imperio de Centro: Wu Zetian (625-705), cuya fascinante biografía bien merece unas cuantas líneas.

Hija de uno de los aliados de Le Yuan (fundador de la dinastía Tang) y de Yang —descendiente de la anterior dinastía imperial, la Sui (581-618)—, Wu Zetian ingresó siendo una niña en el harén del emperador Taizong.

Tras la muerte del mismo, se convirtió en concubina de su hijo y heredero, Gaozong, con el que presuntamente mantuvo una relación sentimental. Atendiendo al discurso de los historiadores, el hecho de que padre y hijo hubieran tenido a la misma mujer como concubina habría sido un verdadero escándalo, y mucho más si se tiene en cuenta la vigencia de las ideas confucianas en China.

En 655, Wu consiguió tras muchas intrigas que el emperador Gaozong la entronizara. No obstante, habría que esperar hasta el 660 para que llegara a ser emperatriz de facto, y hasta la muerte del emperador (683) para que asumiera totalmente el control del gigante asiático. Su mandato estuvo marcado por la promoción que Wu hizo del budismo como ideario legitimador de su poder, hecho que le supuso muchas simpatías entre el pueblo.

A pesar de que sus numerosos detractores han tratado de echar por tierra su figura —incluso, han llegado a atribuirle el envenenamiento de Gaozong y el asesinato de una hija acabada de nacer para incriminar una concubina rival, Xiao— los éxitos de su reinado son capaces de relegar a un segundo plano las múltiples sombras que rodearon la vida de Wu.

Entre las soluciones más exitosas aportadas por la emperatriz, destacan el saneamiento económico del Imperio (a través de la reducción de los impostor a las zonas próximas a la capital y el repliegue de las milicias destacadas en zonas fronterizas). Del mismo modo, la potenciación del sistema de exámenes oficiales (destinados a seleccionar los candidatos más aptos para acontecer funcionarios) se tradujo en una mejora de la eficiencia de este personal al servicio de la emperatriz.

En la imagen, Wu Zetian, representada bajo la apariencia de  Buda en las grutas de Longmen, en Luoyang.

Foto vía: Cèlia Roca

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Cultura China



Comentarios (3)

  1. Aunque pasando mucho tiempo, la idea de los majores de los personas quedara que el hombre tienen mas importancia con las mujeres. Es la razón que muchos de los personas en la oficinas del gobiernos son hombres. Pero yo creo que estar cambianto pronto.

  2. Mario dice:

    Hola, Celia.

    Aunque como regente Cixi también gobernó todo el país. Aun se recuerdan por aquí sus excentricidades (El barco de mármol del palacio de verano fue una de tantas). Su figura también merece un post largo y tendido.

    Un saludo.

  3. Cèlia Roca dice:

    Hola, Mario.

    Muchas gracias por su comentario y por tu sugerencia. Tomo nota de la misma.

    Aunque, como muy bien dices, Cixi sólo gobernó en calidad de emperatriz viuda, lo cierto es que ejerció un férreo control a la sombra. Además de su carácter excéntrico, este personaje tiene un cariz mucho más siniestro: durante la guerra de los Boxers, alentó a la población local para que atacara indiscriminadamente a los ciudadanos occidentales. Además, hay quien considera que fue ella quien ordenó envenenar al emperador Guangxu.

    Otra mujer que también ostentó un gran poder político de manera indirecta fue Yang Guifei (713-756), que vivió en tiempos de la dinastía Tang.

    Saludos,

    Cèlia

Deja tu comentario