Doble nueve, fiesta milenaria china

Doble Nueve

La fiesta del Doble Nueve es una celebración que tiene lugar el noveno día del noveno mes del calendario lunar chino. En el calendario gregoriano, es habitual que tenga lugar en el mes de octubre.

Se la conoce también como la fiesta del doble Yang, ya que este es representado con el número nueve, y la elección de su nombre nos recuerda a la fiesta del Doble Siete, que cae en el séptimo día del séptimo mes.

Cuenta la leyenda que el origen de esta celebración se remonta a los años de la dinastía Han del Este, es decir, entre el 25 y el 220. Huan Jing era un estudiante de taoísmo y en una ocasión su maestro predijo una catástrofe en el día nueve del mes nueve. Al mismo tiempo, advirtió a su discípulo que la única salvación posible era resguardarse en un sitio elevado con una bolsa de zhuyu, una planta aromática.

Es por eso que actualmente, y desde entonces, la costumbre en este día es subir a la montaña con abundante zhuyu. Así, se extiende una tradición que, según se cree, proviene de la costumbre de unas etnias minoritarias del norte del país: el ritual consistía en adorar al Dios del Cielo.

Por otro lado, es una experiencia encantadora participar de este acontecimiento, ya que la festividad coincide con los frescos y agradables días de otoño, cuando subir a la montaña nos brinda un espectáculo natural inolvidable.

Además, el zhuyu resulta un eficaz ahuyentador de mosquitos, gracias a su intenso perfume. De modo que, sumando esto al carácter deportivo de la actividad, resulta sumamente recomendable realizar la ascensión a alguna montaña cercana.

Al mismo tiempo que tiene lugar esta fiesta, es cuando los crisantemos comienzan a florecer, y es por eso que se asocian ambos acontecimientos. Una vez en la cima, con un panorama espléndido y rodeado de los aromas de las flores y la belleza de la vida, no habrá quien dude de que celebrar el Doble Nueve purifica el espíritu, ilumina el corazón y alarga la vida.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Cultura China



Deja tu comentario