China, sus principales visitas

China

Cierto es que China es para muchos una total desconocida. Salvo los grandes monumentos de Pekín, como la Ciudad Prohibida o la Gran Muralla China, poco más se conoce de ella de cara al viajero para quien no está metido de lleno en el mundo del turismo. ¿Cuántos os habéis planteado hacer un viaje a China y al comenzar a planearlo os habéis dado cuenta de que no sabíais que puntos se pueden visitar o son mejores?

Su belleza reside precisamente en su grandeza geográfica que le permite tener una gran diversidad étnica y paisajística, de palacios ancestrales, como los del Tibet; de templos excavados en las mismas entrañas de la montaña o de ciudades de canales y rodeadas de vastos campos de cultivos.

Desde aquí queremos haceros un pequeño resumen a modo de introducción de las principales zonas visitables de China:

1.- El Norte

Preferentemente, las visitas se centran en Beijing, la capital. Aquí están los principales monumentos y lugares que todo turista quiere visitar. A destacar:

  • La Ciudad Prohibida
  • La Plaza de Tiananmen
  • La Gran Muralla China

Pero también hay al norte otras dos ciudades que no podemos dejar atrás:

  • Xian, famosa mundialmente por los conocidos como Guerreros de Xi’an
  • Pingyao, la ciudad amurallada mejor conservada de China

2.- El Centro

En la zona Centro del país destaca sobre todas Shangai, que concentra una gran parte de la riqueza del país. Quizás la más moderna del país junto con Hong Kong; la conocida como la París de Oriente.

Pero también destaca Suzhou, por sus jardines artísticos, verdaderas maravillas para los ojos, y la serie de ciudades que surcan esta región y que destacan por sus canales, como Zhouzhuang y Wuxi, conocidas como las Venecias de China.

Suzhou

3.- Al Sur

El interés turístico de esta zona está en Hong Kong (aunque quizás para quienes deseen ver absoluta modernidad, rascacielos, etc etc.). Pero también Xiamen, ciudad de mansiones, y Quanzhou que destaca por sus muchos monumentos religiosos.

4.- Al Suroeste

Si queréis impregnaros de los auténticos paisajes de China, el de los campos de cultivos, y vastas extensiones con escarpadas montañas calizas que la salpican, entonces debéis haceros un recorrido por el rio Lin y disfrutar de la región de Guangxi, y de ciudades históricas como Dali y Lijiang

5.- Al Noroeste

Destaca por sus ciudades coloniales, como Dalian y Harbin, pero también por paisajes agrestes, como el que nos proporciona la volcánica Changbai Shan, con sus conocidas cascadas.

6.- En el interior

Inmensos desiertos; vastos parajes solitarios, y una ruta histórica: la ruta de la seda, que dejó un legado de recuerdos en forma de monumentos budistas. Destacan, sobre todos, las cuevas de Mogao pero también los monasterios tibetanos de Xining y Xiahe.

7.- Finalmente, el Tibet

Una auténtica preciosidad escondida en la misma cordillera del Himalaya, entre grandes cumbre nevadas. Es espectacular el recorrido en tren que une la capital china con Lhasa, la capital tibetana. Y ni que decir tiene que ver en persona el palacio de Potala es un lujo al alcance de muy pocos, al igual que realizar una miniexcursión a la base del Everest.

China es demasiado grande como para visitarla en un sólo viaje. Para ver toda su extensión y muy por encima se necesitaría más de un mes, por lo que al final hay que decantarse por algunas de estas zonas, en general, no más de dos, porque cada una en sí, ya es muy extensa.

Casi siempre la elección principal será la del Norte, con Beijing (Pekín) y alrededores, donde se puede estar entre 5 y 7 días, y la zona centro, para aquel que quiera conocer la floreciente Shangai y, sobre todo, Suzhou.

Teniendo en cuenta que los desplazamientos entre zonas son largos y costosos, y en función del tiempo que dispongamos, yo intentaría, por todos los medios, caso de estar unos 20 días en el país, visitar el Tibet… claro que esa es una elección muy personal, y es que visitar Lhasa siempre fue uno de mis sueños.

Imprimir

Categorias: China



Deja tu comentario